Tu papel es amar, no juzgar…

13 enero, 2014 / Blog

Desde hace días me la he pasado pensando en lo siguiente… ¿Porqué juzgamos?

 

 Los seres humanos estamos acostumbrados a comparar lo que el otro tiene, a tomar decisiones por los amigos, a criticar la ropa de la que va caminando por el centro comercial, a hablar sin conocer, a juzgar…

 

 ¿Porqué lo hacemos? “Porque al momento de juzgar a otros estamos juzgándonos a nosotros mismos.” ¡Pumm qué fuerte!, verdad que hasta a mi me dolió.

 

 Por dedicarme a los medios de comunicación siempre he estado expuesta a muchas cosas, a que me critiquen, a que me juzguen, a que hablen de mí, de mi cuerpo, de mi familia, de todo… He tenido la fortuna de conocer gente que después se sincera conmigo y me dice: “Tania, antes pensaba que eras arrogante y súper mala onda, ahora te pido una disculpa porque te juzgué sin conocerte”

 

 ¿Quién no lo ha hecho? Todos en algún momento de nuestra vida hemos juzgado a otros, su vida en general y al hacerlo no nos damos cuenta que ni siquiera nuestra vida es tan perfecta.

 

 Voltea a tu propio alrededor, nadie tiene la pareja perfecta, hay personas que ni siquiera tienen alguien porque su egoísmo no les permite ver más allá, nadie tiene la familia ó la casa perfecta. Hay muchas cosas y personas que se ven divinas por fuera pero eso no significa que por dentro sean igual de buenas. Muchas veces he juzgado pero todas esas veces me he arrepentido, poco a poco he ido desprendiéndome de cosas que no sólo me dañan a mi sino que también dañan a otros.

 

 He estado leyendo mucho acerca del tema y me topé con algo que me llamó mucho la atención:

 

“Juzgar a los demás es tan fácil que todos sabemos cómo hacerlo. Juzgamos sus decisiones y comportamientos. Sus errores y también sus aciertos… Nuestra capacidad para realizar juicios es tan ilimitada como nuestra compulsión a etiquetar con adjetivos todo lo que percibimos a través de nuestros sentidos”… Es muy simple entenderlo, juzgamos eso que odiamos de nosotros. 

 

 ¿Porqué mejor no contribuir a ser mejores personas? Ayudar a los otros, a respetar sus decisiones, aprender a quedarnos callados, apreciar logros y felicidad ajena, a sanar nuestro corazón y nuestra alma. 

 

 Recuerda que tú no eres perfecto, ni tampoco el que tienes enfrente, todos tenemos el derecho de equivorcarnos un millón de veces y así automáticamente se nos da el derecho de remediar nuestros errores.

 

 “Conocer nuestras propias miserias y  errores nos permite mirar a los otros con más empatía y comprensión.”

 

 Te mando un beso.

 

 Tania Rendón.    
 
frase-es-mucho-mas-dificil-juzgarse-uno-mismo-que-juzgar-a-los-demas-si-logras-juzgarte-correctamente-antoine-de-saint-exupery-140134

 

3 75 Comentarios

Posts relacionados

75 comentarios en “Tu papel es amar, no juzgar…

  1. Totalmente cierto todo! Yo alguna vez en mi vida juzgue a las personas, y como tú me arrepentí, ahora he estado trabajando en ser mejor persona, he aprendido a quedarme callada y a ayudar a los demás y sobre todo RESPETAR, que es la base de todo esto, es muchísimo mejor para que “envenenarnos” el alma con cosas así, mejor hay que ser felices 🙂

    Gracias por este post Tania, me encanto y sobretodo me hizo reflexionar, que tengas una excelente semana! Dios te bendiga y mucho éxito en todo.

  2. Hay una historia detras de cada persona. Hay una razon por la cual son como son, pensemos en eso antes de juzgar a cualquier persona

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *