Quejas, quejas

26 marzo, 2013 / Blog

Lo siento. De entrada hago saber que no tolero a las personas que se quejan.
Ese es el tema de hoy, “Las quejas, los quejosos,los quejumbrosos, los inconformes”… Ó como les quieran llamar.

Muchas veces me he topado con personas que por TODO se quejan. Que porque sí hace frío, calor, que la política, los partidos de fútbol, la pareja, los amigos, la comida, uff y así puedo decir mil ejemplos.

Perdón, pero no tolero a éste tipo de personas, les huyo, corro de ellos, siento que me quitan mi energía y me ponen de muy mal humor.

He pensado mucho en éstas personas y la verdad no le veo una razón obvia a la queja. Está bien, quéjate por lo que tu quieras pero siempre y cuando tengas ya una solución para lo que te está afectando.

No hay nada que no se pueda arreglar. Todo es tan simple que somos los mismos seres humanos los que hacemos una tormenta en un vaso de agua por cualquier cosa. ¡Relaaax! Tómate la vida con calma, sé paciente. Recuerda que todo tiene solución menos la muerte.

NO te quejes, agradece. Trabaja más duro para mejores resultados, sé un buen amigo, novio(a), hijo, hermana para que te traten como quieres.

De verdad las personas que se quejan caen muy mal. Cambia tu actitud y tu alrededor te lo aseguro que será diferente.

Les dejo una parte de la reflexión “No estás deprimido, estás distraído” de Facundo Cabral:

Hay tantas cosas para gozar y nuestro paso por la tierra es tan corto, que sufrir es una pérdida de tiempo. Tenemos para gozar la nieve del invierno y las flores de la primavera, el chocolate de la Perugia, la baguette francesa, los tacos mexicanos, el vino chileno, los mares y los ríos, el fútbol de los brasileños, Las Mil y Una Noches, la Divina Comedia, el Quijote, el Pedro Páramo, los boleros de Manzanero y las poesías de Whitman, Mahler, Mozart, Chopin, Bethoven, Caravaggio, Rembrant, Velásquez, Picasso y Tamayo entre tantas maravillas.

Y si tienes cáncer o sida, pueden pasar dos cosas y las dos son buenas; si te gana, te libera del cuerpo que es tan molesto: tengo hambre, tengo frío, tengo sueño, tengo ganas, tengo razón, tengo dudas… Y si le ganas, serás humilde, más agradecido, por lo tanto fácilmente feliz. Libre del tremendo peso de la culpa, la responsabilidad, y la vanidad, dispuesto a vivir cada instante profundamente, como debe ser.

Tania Rendón.

1 2 Comentarios

Posts relacionados

2 comentarios en “Quejas, quejas

  1. Nice post. I find out some thing much more challenging on different blogs everyday. It’ll normally be stimulating to read content from other writers and practice just a little something from their store. I’d prefer to use some using the content on my weblog no matter whether you don’t mind. Natually I’ll give you a link on your internet weblog. Thanks for sharing.

    christian louboutin shoes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *